«

»

ago 07

Adiós autoconsumo, adiós

Que el autoconsumo en materia de energía y por lo tanto la generación distribuida es el futuro eso lo saben hasta las piedras, hasta los peces, incluso hasta los políticos.

Por ese motivo, están las grandes compañias eléctricas tan preocupadas por esta materia y mientras todo el sector renovable pedía una buena regulación de todo él, llega el gobierno de turno y manda a la CNE un proyecto que masacra las esperanzas de todo aquel que veía en el autoconsumo una forma de ahorrar energía, “ahorrar unos duros”.

Arizona solar panels

Paneles fotovoltaicos para autoconsumo

 

¿Qué opina la sociedad?

¡Para muestra un botón!

 

Según el comunicado de la OCU, el nuevo reglamento introduce un canon que tendrán que pagar quienes produzcan su propia energía por “beneficiarse del respaldo que le ofrece la red eléctrica”, lo que para la organización supone “pagar por lo que es tuyo”, ya que el autoconsumidor ya paga la potencia contratada en su factura eléctrica.

 Por todo esto, la OCU concluye que las medidas “desincentivan la eficiencia energética y promueven el despilfarro”, lo que sumado a los cambios en la factura eléctrica supondrá que “el coste de la luz será independiente de cuánta se consuma”.

 

¡Otro Botón!

UNEF deja claro en un artículo publicado en su página web no solo lo que opina, sino lo que va a pasar (ya es dificil predecir el futuro en los tiempos que corren, pero es que lo han dejado tan clarito que ni el más ciego fallaría).

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) denuncia que la Propuesta de Real Decreto para el autoconsumo de electricidad, lejos de plantear un marco regulatorio que favorezca esta práctica, propone unas condiciones que impedirán totalmente su desarrollo: será más caro el autoconsumo que el suministro habitual. 

 Con más de un año de retraso sobre el calendario previsto, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) ha remitido a la Comisión Nacional de Energía (CNE) unaPropuesta de Real Decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo, que impedirá el desarrollo de una práctica de ahorro y eficiencia energética muy beneficiosa para los consumidores y para el conjunto del país.

Gracias a la evolución de la tecnología fotovoltaica –los costes han bajado un 80% en los últimos cinco años– a los consumidores les resulta más rentable el producirse su propia electricidad con paneles solares que adquirir la energía a su suministrador habitual.

Al amparo de esta realidad tecnológica y económica, y de acuerdo con la normativa vigente, se ha desarrollado un pequeño mercado de autoconsumo instantáneo enfocado en industrias y comercios, que conseguían reducir sus facturas energéticas y mejorar su competitividad.

Peaje de respaldo desorbitado y discriminatorio

Con la Propuesta del MINETUR se frena en seco ese nuevo mercado, puesto que se impide de facto el autoconsumo al establecer un nuevo “peaje de respaldo” que se aplicará a la energía autoconsumida instantáneamente. Poniendo un ejemplo, el peaje de respaldo equivale a cobrar a un consumidor por encender una chimenea y apagar los radiadores.

Este nuevo peaje de respaldo, totalmente desorbitado para la teórica función que cumpliría, encarece el autoconsumo hasta el punto de hacerlo más gravoso que el suministro eléctrico convencional.

Y si la situación ya es negativa con la distribución actual de los peajes en las tarifas eléctricas, empeora todavía más con la nueva distribución que quiere aplicar el MINETUR y que ha remitido recientemente a la CNE. Con la nueva distribución, el peaje de respaldo puede ser más de cuatro veces más caro que el peaje convencional en el caso de la tarifa doméstica con discriminación horaria, tal como puede apreciarse en la tabla incluida al final de este Comunicado de Prensa.

Por otro lado, la aplicación del peaje de respaldo es discriminatoria para las distintas tecnologías, ya que se exime del pago del mismo a las instalaciones de cogeneración “hasta el 31 de diciembre de 2019”. No se entiende que se fomente así la cogeneración y no se haga lo mismo con las energías renovables.

 

http://unef.es/wp-content/uploads/2013/07/El-Ministerio-de-Industria-impide-el-autoconsumo-de-electricidad.jpg

Tabla comparativa publicada por UNEF

 

 Pero no creamos que España es el único lugar donde caminamos como los cangrejos, puesto que en Estados Unidos también hay intereses lo suficientemente potentes para intentar parar el progreso. Veamos, sino, la noticia aparecida en algunas publicaciones americanas:

Mayor empresa eléctrica de Arizona ha anunciado su intención de poner en práctica lo que efectivamente es un impuesto sobre el sol. La idea del balance neto es que si se instala un sistema solar en el techo de su casa o negocio, usted puede comprar energía a la red cuando lo necesite, y vender la energía adicional cuando se tiene un superávit. A menudo, estas tasas son ventajosas para proporcionar un incentivo para la adopción de la energía renovable, una cosa muy razonable teniendo en cuenta todas las subvenciones, directas e indirectas, que los combustibles fósiles han tenido durante décadas.

Pero a APS le gustaría comenzar a cobrar una cuota mensual para vender energía limpia de nuevo a la red (lo llaman un “cargo de conveniencia”). Una fuente dice que que la tasa podría ser de alrededor de $ 100 al mes o $ 1.200 / año, lo suficiente como para cambiar el atractivo económico de los sistemas pequeños. No está claro si, los baremos de honorarios serán igulaes para sistemas más grandes, pero parece probable.

 

En una rueda de prensa antes de la presentación del plan de Arizona, los ejecutivos de APS estima que la tasa de retorno promedio es entre $ 0.15-$ 0.16 por kilovatio-hora (kWh), ahorrando el cliente residencial promedio alrededor del 70% en su factura, informa GreentechMedia. La primera opción propuesta por APS reduciría la rentabilidad del cliente a $ 0,06 $ 0,10 por kWh. La segunda sería reducir el ahorro de los propietarios un sistema en aproximadamente 50%.

 

Arizona cuenta con la capacidad solar instalada per cápita más alto en los EE.UU. a 167 vatios / persona, o alrededor de 1.097 megavatios (MW) de capacidad acumulativa. Pero eso es sólo el comienzo, el Estado tiene un enorme potencial sin explotar solar, pero no es atacando a las políticas de balance neto actuales ni a las que se desarrollarán.

Si hay costos adicionales, hay que encontrar una forma de pagar por ello. Pero estoy seguro de que hay una manera de hacerlo sin ralentizar el crecimiento de la energía solar. Eso es contraproducente.

 

Como podemos ver la dirección de los últimos movimientos políticos en materia de energía no son los adecuados y si cunde el ejemplo pronto podremos decir…

 

…adiós autoconsumo, adiós.

 

Fuentes: UNEF, Europapress y Treehugger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>