«

»

nov 18

Iluminación LED para tu hogar. ¿Qué buscar?

Bajo la denominación genérica de LED se esconden diversos factores a los que hay que prestar atención cuando compramos este tipo de bombilla, que van no sólo desde la calidad del propio diodo, sino también a su electrónica, la conexión entre el LED y el resto de componentes electrónicos, el disipador de calor, o su propia base, entre otros.

GU10 LED 24 SMD 5050

Bombilla GU10 LED 24 SMD 5050

Todavía existe mucho desconocimiento de esta tecnología porque, por ejemplo, no es lo mismo la marca del diodo que de la lámpara.

  

Claves de un buen LED

 

  1. Busquemos fabricantes de leds fiables y de calidad que ofrezcan garantía. En este sentido a los fabricantes tradicionales (Philips, Osram, Sylvania, General Electric) podemos añadir algunas marcas especializadas en tecnología LED (Cree, Toshiba, Bridgelux, Edison, Samsung, Epistar, Sharp).
  2. Siempre debemos fijarnos en el tipo de LED que estamos adquiriendo. Los más óptimos son los SMD 3528, 3060 y 5060 o los tipo LED COB.
  3. Respecto a la luz, la temperatura de color del nos dará una idea del ambiente que queremos en el lugar a iluminar. La luz cálida es más recomendada para ambientes en el hogar como salón o dormitorios, mientras que el blanco neutro o frio es más recomendable para la cocina.
  4.  Comprobar que las equivalencias de los leds que nos ofrecen son reales. Cada bombilla tiene una potencia (Watios) y una cantidad de luz que produce (Lumenes) y cada modelo debe indicar ambos valores ya que en estos se distingue la diferencia entre una bombilla de un tipo y otro. Desconfiemos de eficiencias superiores a 100 lm/w.
  5.  Analizar si la duración que se indica es coherente y se ajusta a la potencia del led. Hoy por hoy se debe dudar de aquellos productos que sigan indicando 50.000 horas o más de duración ya que no es real y puede resultar engañoso si en un par de años fallece una bombilla que estaba destinada a durar muchos más. De hecho, hay fabricantes que producen la misma bombilla en dos potencias, y la de mayor potencia suele indicar una menor duración.
  6. La apertura óptica es otro de los factores a los que no siempre se presta la debida atención y que marcará definitivamente la iluminación de nuestro hogar. Las aperturas de las lámparas nos darán una idea de para que utilizaremos ese LED. Si queremos una luz que ilumine toda la estancia estos ángulos deben estar entre los 180º y 60º. Si queremos una luz de iluminación puntual los ángulos de 20º a 30º serán los más adecuados.
  7.  La elección del disipador de calor también es importante. El material más recomendable es el de aluminio, con aletas y sólido. ¿Por qué es tan capital este punto? Porque determina en gran medida la vida útil de la lámpara, pues influye directamente en la temperatura a la que ésta funciona, que nunca ha de superar los 40 grados centígrados. Así pues, siempre es mejor descartar materiales como el plástico o la calamina.
  8. Es recomendable prestar atención a los focos marcados con el sello Energy Star, el programa gubernamental que apoya a las empresas, ayudándolas a proteger el ambiente usando la energía eficientemente.

Fuente: Twenergy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>